ARQUITECTURA RELIGIOSA

La arquitectura religiosa abarca todas aquellas construcciones realizadas con un carácter religioso, como espacios de culto o de oración, como por ejemplo iglesias, monasterios, basílicas y catedrales.

Tras la reconquista cristiana de la ciudad en 1487, la ciudad comenzó a adaptar el urbanismo religiosos a la fe cristiana de los repobladores, primeramente con la construcción de las primeras iglesias, muchas de ellas edificadas sobre los restos de antiguas mezquitas. Es el caso de la Iglesia de San Juan, La  Iglesia de Santiago, La Iglesia de Los Santos Mártires o la Iglesia del Sagrario, seguida de la construcción de la Catedral de la Encarnación.

De este modo, a comienzos del siglo XVII, la arquitectura más señera es la religiosa y en ella pervive el historicismo al continuarse el diseño de la etapa anterior, con una voluntad de clasicismo. En este siglo se fundaron en Málaga, entre otros, el convento de los Capuchinos, los Trinitarios Descalzos, el de San Pedro de Alcántara y el hospital de San Julián, destacando la construcción de la iglesia del Colegio de los Jesuitas y el Santuario de la Virgen de la Victoria.

CAMACHO MARTÍNEZ, R. (1980): Málaga Barroca. Universidad de Málaga.


Sitio web financiado por la Cátedra Estratégica de Tecnología de Vanguardia en Humanidades
(Red de Cátedras Estratégicas, Universidad de Málaga)
Cátedra Estratégica de Tecnología de Vanguardia en HumanidadesUniversidad de Málaga
Proyecto enmarcado en el Programa para la Innovación Educativa “Vivir y Sentir el Patrimonio”
(Consejería de Educación y Deporte, Junta de Andalucía)
Universidad de Málaga